Conoce los 3 errores frecuentes al usar fajas colombianas

¿Alguna vez has dudado en comprar una faja porque no crees que cabes en ella?, o¿has evitado usarla porque después de un tiempo no te queda como antes?, pues éstos son algunos de los errores al usar fajas colombianas que se presentan con mayor frecuencia en aquellas mujeres que no siguieron las recomendaciones de los expertos al momento de adquirirlas en la tienda física o de manera virtual.

Esta y muchas otras preguntas surgen en nuestra cabeza, justo en el momento que vamos a usar la faja, cuando vamos a ponernos un vestido especial, para comprimir "rollitos" acumulados de último minuto y estilizar la figura. Pero es aquí, cuando debemos recordar que existen varios tipos de fajas colombianas, una de las más recomendadas para una noche especial, es la faja para vestidos, que se ha vuelto muy popular por su manera de moldear la figura, para que luzcas fabulosa en un día que quizás habías estado esperando.

Lo primero que debemos recordar, es la asesoría previa que recibimos en el momento que adquirimos las fajas colombianas originales, pues son los que te escanearon tu cuerpo y de acuerdo a tus necesidades, te aconsejaron el éxito de tu talla y tipo de faja a convenir. Por lo que la recomendación más importante es que al momento de elegirla, se tenga en cuenta la talla porque al momento de adquirir una más pequeña de la que necesites, apretaría demasiado el cuerpo y más adelante podrías tener problemas para usarla, si subes algunos kilitos de más.

El usar una faja que se adapte a tu cuerpo, te evitará complicaciones para respirar, a la hora de comer, dolores musculares y afectaciones en esos días especiales que queremos lucir unas curvas, abdomen y cola perfecta.


3 errores al usar fajas colombianas

La confianza en sí mismas, y el haber elegido una talla adecuada de nuestra faja, nos evitará complicaciones y nos ayudará a lucirla de la mejor manera, una vez aprendamos a prevenir esos errores frecuentes que cometes cuando de ponerte la faja colombiana se trata.


1.No acomodar las costuras de la faja  al interior de los muslos:

El éxito de la postura de la faja, radica en saber acomodar desde el comienzo las costuras que se encuentran en la entrepierna, ubicandolas de tal manera que se vean alineadas entre ellas, es decir de la misma manera en que nos acomodamos nuestro pantalón. No hacerlo de este modo, genera el error más común que cometen muchas mujeres y que después les hace pensar que la faja que adquirieron está en una talla que no corresponde a la verdadera.


2.Estiramiento insuficiente o nulo de la faja:

Una vez tenemos puesta la faja y nos acomodamos las tirantas, debemos estirar la tela para abrocharla de la mejor manera, teniendo en cuenta que funciona por Elastocompresión, que es la fuerza aplicada por los pantys o la ortesis comprimiendo la pierna, decreciente hacia arriba, favoreciendo así el efecto de bombeo y ayudando a la circulación sanguínea y linfática.

Por lo cual, debemos estirar el tejido hasta su máxima capacidad para poderla abrochar, con el propósito de evitar la nulidad de la faja.

3.Mala acomodación de las tirantas y de los hombros de la faja

Este es un punto muy importante y un error muy frecuente que realizan las mujeres y hombres a la hora de acomodar las tirantes de la faja colombiana, pues el no ajustarlas nos genera incomodidad y falta de elasticidad. Por lo cual, la recomendación es aflojar las tiras en el momento que lo consideremos, para que la faja se mantenga estirada y no se nos hagan pliegues.


Tips que deberías saber para no equivocarte al usar una faja 

Usar faja es el secreto de muchas chicas, que visten vestidos súper entallados y que quieren tener cuerpos esbeltos para lucir en la calle. Las fajas colombianas moldeadoras te ayudan a delinear tu figura y ciertamente le pueden dar a tu silueta ese realce precioso como de actriz de cine. Por lo que aquí, te queremos citar algunas recomendaciones para que su uso sea una buena experiencia y te permita recomendar ese autoestima que a veces se apaga por tener kilitos de más:

  • No tener paciencia

  • Uno de los errores más comunes que tienen las mujeres al usar una faja colombiana es no tener paciencia. ¿Por qué?, es importante estar en un ambiente tranquilo y adecuado, que sea fresco donde puedas sentirte cómoda y sin interrupciones. Este es un momento de concentración para lograr el éxito de la postura mientras nos convertimos en expertos cada día y la faja se vuelve nuestra segunda piel, teniendo en cuenta que debes saber que las costuras se deben colocar donde se supone que tienen que estar para que la faja no se meta y acabes mostrándola. ¡Así que no olvides ser muy paciente para poder lucir el cuerpo esbelto que deseas!


  • No la uses en una cita 

  • Si sabes que puedes llegar a tener un momento íntimo durante esa noche esperada, no uses fajas que puedan tener complicaciones al momento de quitarlas. Te recomiendo usar la Booty Shaper Short High Waist, que tiene cremallera y se puede quitar fácilmente.

    Las fajas colombianas pueden ser como un regalo caído del cielo a la hora tener un evento especial y lucir una silueta de forma impecable. Por lo que no olvides que si tienes una cita o una noche en la que no quieres pasar desapercibida, debes usar nuestras fajas para vestidos, que son ideales para favorecer el aspecto de forma inmediata en cualquier ocasión.

    Deja un comentario

    Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados